Business Risk Intelligence (BRI) amplía el alcance de la inteligencia más allá de la detección de amenazas en el dominio cibernético para proporcionar un contexto relevante a las unidades de negocios que tradicionalmente no ofrecen los beneficios de la inteligencia de Deep & Dark Web. La toma de desiciones informada mitiga el riesgo en toda la empresa.
BRI no solo puede reforzar la ciberseguridad sino también enfrentar el fraude, detectar amenazas internas, mejorar la seguridad física, evaluar oportunidades de fusiones y adquisiciones y abordar el riesgo de los proveedores y la integridad de la cadena de suministro. Los resultados son mejores decisiones que protegen la capacidad de una empresa para operar.